La Hormiga Play nace con el objetivo de impulsar el juego de los más niños.

Hace algunos años, una pareja detectó una necesidad que se encontraba encubierta. Los padres de un amigo de su hijo los invitó a celebrar el cumpleaños del niño. Luego de pasar una tarde a gusto y cuando se dedicaban a regresar a su hogar, esta pareja le preguntó a su hijo cómo había pasado el día. Al escuchar la respuesta, los padres quedaron sorprendidos. El niño estaba aburrido y, todavía, con una energía envidiable.

A lo largo de la siguiente semana, la pareja debatió acerca de la respuesta de su hijo. Al hacerlo, descubrieron que ellos se habían divertido porque las actividades del festejo estaban pensadas para los adultos. Gracias a este descubrimiento, decidieron dar vida a un emprendimiento que hoy ya tiene un merecido reconocimiento: La Hormiga Play. Se trata de un servicio de renta de inflables y juegos que están dirigidos a niños desde los 6 meses hasta los 6 años. Además, rentan mobiliario para fiestas infantiles. De esta manera, los festejos de niños encontraron un nuevo público: los mismos niños.

Hoy, su hijo va a los cumpleaños y regresa agotado… ¡pero feliz!